Día Internacional de las Personas Sordas: Promoviendo la inclusión y la igualdad de oportunidades

Foto del autor

By Isabel

El Día Internacional de las Personas Sordas, celebrado el 23 de septiembre, promueve la inclusión y la igualdad de oportunidades. Destacamos la importancia de las lenguas de señas y los esfuerzos de las comunidades sordas, los gobiernos y la sociedad civil para fomentarlas. Estas lenguas son distintas de las habladas y han sido reconocidas internacionalmente por la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad. El acceso temprano a la lengua de señas es fundamental para el desarrollo de las personas sordas y para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. Además, existen otras celebraciones y medidas de prevención de la sordera en niños, así como recursos y organizaciones que brindan apoyo a las personas sordas y sus familias.

Importancia del Día Internacional de las Personas Sordas

El Día Internacional de las Personas Sordas es una fecha de gran relevancia que busca promover la inclusión y la igualdad de oportunidades para este colectivo. Su conmemoración anual, el 23 de septiembre, tiene como objetivo destacar la importancia de las lenguas de señas y los esfuerzos realizados por las comunidades sordas, los gobiernos y la sociedad civil para fomentar y promover el uso de estas lenguas.

Promoviendo la inclusión y la igualdad de oportunidades

Este día se convierte en una plataforma para sensibilizar y concienciar sobre las barreras a las que se enfrentan las personas sordas en su día a día, tanto en el ámbito social como en el laboral. La promoción de la inclusión y la igualdad de oportunidades se traduce en la eliminación de obstáculos que impiden a las personas sordas acceder plenamente a la educación, el empleo, los servicios públicos y la participación activa en la sociedad.

Difusión de las lenguas de señas

Al celebrar este día, se busca también difundir y valorar la importancia de las lenguas de señas como medio de comunicación natural para las personas sordas. Estas lenguas, distintas de las lenguas habladas, son fundamentales para garantizar su pleno desarrollo y participación en la sociedad. Además, el reconocimiento de las lenguas de señas como lenguajes con el mismo estatus que las lenguas habladas fortalece su carácter oficial y su presencia en diferentes ámbitos de la vida cotidiana.

Lenguas de señas y su reconocimiento internacional

Las lenguas de señas son idiomas naturales utilizados por las personas sordas para comunicarse. Se diferencian de las lenguas habladas en su modalidad visual-gestual, utilizando movimientos de las manos, expresiones faciales y señas corporales para transmitir significados. Es importante destacar que las lenguas de señas son completamente distintas de los sistemas de signos desarrollados para ayudar a la comunicación de personas con sordera en entornos orales.

Distinción de las lenguas de señas frente a las lenguas habladas

Es fundamental comprender que las lenguas de señas son lenguas autónomas y no son una representación visual de las lenguas habladas. Tienen su propia gramática, vocabulario y estructura lingüística. A través de la expresión facial, la configuración de las manos y el movimiento, las lenguas de señas permiten una comunicación rica y completa para las personas sordas.

Reconocimiento en la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad

Las lenguas de señas han sido reconocidas oficialmente como lenguajes con el mismo estatus que las lenguas habladas. La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, adoptada en 2006 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, reconoce la importancia de las lenguas de señas en el pleno ejercicio de los derechos humanos de las personas sordas. Este reconocimiento fortalece la importancia de garantizar el acceso a las lenguas de señas y los servicios en este lenguaje, promoviendo así una mayor inclusión social y una igualdad de oportunidades para las personas sordas en todos los ámbitos de la vida.

Acceso temprano a la lengua de señas y su impacto en el desarrollo

El acceso temprano a la lengua de señas es crucial para el desarrollo de las personas sordas. Desde los primeros años de vida, el aprendizaje y uso de esta lengua permite la comunicación y el desarrollo cognitivo de forma natural y fluida. Los niños sordos que tienen la oportunidad de aprender la lengua de señas desde temprana edad adquieren habilidades lingüísticas sólidas, lo que les permite expresar sus pensamientos, sentimientos e ideas de manera efectiva.

La adquisición temprana de la lengua de señas también tiene un impacto significativo en la integración social y emocional de las personas sordas. Al tener una vía de comunicación accesible, se fortalece su autoestima y se promueve su participación activa en la sociedad. El acceso temprano a la lengua de señas les brinda la oportunidad de formar relaciones sólidas con su entorno y de participar plenamente en todos los aspectos de la vida.

Contribución a los objetivos de desarrollo sostenible

El acceso temprano a la lengua de señas no solo es beneficioso a nivel individual, sino que también contribuye a los objetivos de desarrollo sostenible. La inclusión de las personas sordas en la sociedad es fundamental para alcanzar la igualdad de oportunidades y promover la diversidad y la no discriminación.

Cuando las personas sordas tienen acceso a la lengua de señas desde temprana edad, tienen mayores posibilidades de acceder a la educación de calidad, obtener empleo y participar activamente en la toma de decisiones en su comunidad. Esto no solo beneficia a las propias personas sordas, sino que también enriquece la sociedad en su conjunto al aprovechar el potencial y las habilidades de todas las personas, sin importar su capacidad auditiva.

Celebraciones relacionadas y actividades de sensibilización

El Día Internacional de las Personas Sordas no es la única fecha importante para concienciar sobre la realidad de este colectivo. A lo largo del año, se llevan a cabo otras celebraciones y actividades que también buscan promover la inclusión y la igualdad de oportunidades. A continuación, se presentan algunas de ellas:

Semana Internacional de las Personas Sordas

La Semana Internacional de las Personas Sordas es un evento anual que se celebra en diferentes países del mundo. Durante esta semana, se organizan numerosas actividades y eventos, como conferencias, talleres y exposiciones, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre las necesidades y los derechos de las personas sordas.

Día de la Sordera

El Día de la Sordera es otra fecha importante en la que se busca poner de manifiesto la importancia de la prevención y el tratamiento de la sordera. Durante este día, se realizan campañas informativas y actividades de concienciación, enfocadas en la detección temprana de la sordera en niños y en la promoción de la accesibilidad y la inclusión de las personas sordas en la sociedad.

Medidas de prevención de la sordera en niños

La prevención de la sordera en niños es un aspecto fundamental para garantizar su desarrollo integral. Existen diferentes medidas que se pueden tomar, como la realización de pruebas auditivas a los recién nacidos, la vacunación contra enfermedades que pueden causar sordera y la protección frente a niveles altos de ruido. Estas acciones contribuyen a evitar o minimizar los efectos de la sordera y a asegurar un futuro más inclusivo para los niños sordos.

Recursos y organizaciones para el apoyo a las personas sordas

En el contexto del Día Internacional de las Personas Sordas, existen diversas entidades y recursos que brindan apoyo y promueven la inclusión de este colectivo. A continuación, se destacan tres importantes:

Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad

La Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, adoptada por las Naciones Unidas, reconoce y promueve los derechos de las personas sordas y de otras discapacidades. Esta convención establece medidas para garantizar la igualdad de oportunidades y la plena participación en la sociedad. Asimismo, destaca la importancia de la accesibilidad y la eliminación de barreras que dificultan la inclusión de las personas sordas en diferentes ámbitos.

Estrategia de las Naciones Unidas para la inclusión de la discapacidad

La Estrategia de las Naciones Unidas para la inclusión de la discapacidad es un marco de acción global que busca promover la inclusión de todas las personas con discapacidad, incluyendo a las personas sordas. Esta estrategia se centra en aspectos clave como la accesibilidad, la igualdad de oportunidades, la participación plena y el empoderamiento de las personas con discapacidad. A través de programas y políticas específicas, se trabaja para hacer efectiva la inclusión de las personas sordas en todos los ámbitos de la sociedad.

Labor de FIAPAS en el cambio político y social

La Federación de Asociaciones de Personas Sordas de España (FIAPAS) es una organización comprometida con la promoción y defensa de los derechos de las personas sordas y sus familias. A través de su labor, FIAPAS busca generar un cambio político y social que garantice la igualdad de oportunidades y la plena participación de las personas sordas en la sociedad. Ofrece servicios de apoyo, asesoramiento y formación, así como también impulsa campañas de concienciación y sensibilización sobre la realidad de las personas sordas.