Día Mundial de Acción para la Supervivencia Infantil: Prioridad en la lucha por los derechos de los niños

Foto del autor

By Isabel

El Día Mundial de Acción para la Supervivencia Infantil, celebrado el 23 de octubre, busca promover los derechos de los niños y adolescentes. Cada año, millones de niños fallecen antes de los cinco años debido a causas prevenibles como enfermedades, complicaciones durante el parto y desnutrición. Además, factores como la guerra y la discriminación también afectan su supervivencia. Se han implementado medidas como atención especializada, lactancia materna, acceso a agua potable y nutrición adecuada para combatir esta situación. Algunos países han logrado avances significativos en la reducción de la mortalidad infantil, pero aún existen desafíos y metas por alcanzar.

Medidas para combatir la mortalidad infantil

En la lucha por garantizar la supervivencia infantil, se han implementado diversas medidas que buscan prevenir y reducir la mortalidad en los niños. Estas medidas abarcan diferentes aspectos, desde la atención especializada en las etapas prenatal, durante el parto y postnatal, hasta la promoción de la lactancia materna y el acceso a agua potable, saneamiento e higiene. Además, se hace hincapié en la importancia de una nutrición adecuada y el uso de suplementos nutricionales para garantizar un desarrollo saludable en la infancia.

Atención especializada prenatal, durante el parto y postnatal

Una de las principales medidas para combatir la mortalidad infantil es garantizar una atención especializada en todas las etapas del embarazo y el parto. Esto implica asegurar atención médica de calidad durante el embarazo, realizar seguimiento prenatal y brindar los cuidados necesarios durante el parto y el período de recuperación postnatal. Asimismo, es fundamental proporcionar información y educación a las madres y las familias sobre los cuidados adecuados para el recién nacido.

Promoción de la lactancia materna y su importancia para la salud de los niños

La lactancia materna es una de las prácticas más importantes para garantizar la salud y supervivencia de los niños. Se promueve la lactancia exclusiva y a demanda durante los primeros seis meses de vida, y posteriormente se fomenta la lactancia complementada con alimentos adecuados. La leche materna brinda los nutrientes esenciales y contribuye a fortalecer el sistema inmunológico del bebé, protegiéndolo de enfermedades y reduciendo el riesgo de mortalidad infantil.

Acceso a agua potable, saneamiento e higiene como medidas preventivas

El acceso a agua potable, saneamiento e higiene básica es fundamental para prevenir enfermedades que afectan la salud de los niños. Garantizar el suministro de agua limpia y segura, así como la mejora de las condiciones sanitarias y de higiene en comunidades y hogares, contribuye a evitar infecciones y enfermedades diarreicas, que son una de las principales causas de mortalidad infantil en países en desarrollo.

Nutrición adecuada y suplementos nutricionales para garantizar el desarrollo infantil

Una nutrición adecuada es esencial para el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños. La desnutrición es un problema frecuente en áreas con altos índices de mortalidad infantil, por lo que es importante garantizar el acceso a alimentos nutritivos y equilibrados. Además, en casos de desnutrición aguda, se utilizan suplementos nutricionales específicos para asegurar una recuperación adecuada y prevenir complicaciones graves.